MarketDelEste

MONTOYA PRIMERA LINEA

INTERIOR
  • Lavadero
  • Dormitorios 7
  • Suites 7
  • Baños 10
  • Alarma
EXTERIOR
    • Canchas
    • Piscina
    • Barbacoa
    • 2 garage
    • Superficie terreno 2050 mts2
    • Superficie edificada 800 mts2
    • Vista al mar
VENTA
  • USD 5.000.000
DESCRIPCION

El concepto arquitectónico de la casa se basa en el gran patio, como si fuera una villa italiana contemporánea con sus logias, rodeada de una piscina desplegada a manera de lago. Dos galerías más bajas nos reciben y una más alta que remata la perspectiva interior reafirman la simetría del proyecto como elemento ordenador del conjunto. El espacio central del patio y el frontal que da hacia el mar se conjugan y fluyen a través de la casa. La piel de vidrio surge como un elemento muy liviano que contribuye a potenciar la idea de que uno está en el patio central y ve el mar, o bien, en la piscina del frente y ve el patio. La doble altura en la sala principal permite también destacar la inmensidad del mar y del cielo. El proyecto ha sido estudiado cuidadosamente, desde la funcionalidad como casa de veraneo para una familia que recibe muchos invitados, hasta el cuidado del diseño de los muebles y la iluminación. Esta obra de Marcelo Daglio es de gran riqueza compositiva: los juegos de los volúmenes geométricos suceden sin que se interrumpa la unión visual de toda la vivienda. Los espacios del nivel inferior y superior se comunican entre sí. Nada estorba la visión hacia el exterior. Está toda hecha en hormigón y revestida con un sistema que ya tiene el color incorporado, lo que facilita el mantenimiento; las cerrajerías son todas de aluminio para soportar mejor el clima. Los pisos de cemento lujado y, para darles más realce, todos con puntas de mármol carrara. Limpieza pura La casa está resuelta en dos plantas. En la primera, se disponen las áreas de recreación, y, al fondo, sobre el ala oeste, el sector de los dormitorios de los hijos de los propietarios. Sobre el lado oeste, se ubica la cocina y el comedor de uso diario, al cual se le destinó un espacio amplio que goza, al igual que todos los aposentos, de una inigualable vista hacia la bahía. Para el sector central, se dejaron los espacios más importantes: comedor principal, sala y estufa. En esta área, la transparencia de vidrio de ambas paredes y el pórtico de las galerías al frente y al fondo, nos permite tener la sensación de que el espacio interior fluye al exterior y viceversa, perdiendo los límites de lo construido. El patio interior pasa a ser parte de los lugares de estancia de la planta baja y participa en todas las principales vistas de la vivienda gracias a su gran piscina, elemento central en este proyecto. Subiendo una escalera mínima de cristal, llegamos a la segunda planta. Allí encontramos otra sala que se destaca por sus colores, entre las telas de los sofás y de los muebles que van del naranja al gris. Luego pasamos por un puente desde el que se observa la sala y la galería principal. En este mismo nivel, del lado este, se encuentran los dos dormitorios de los invitados, cada uno con su vestidor, baño y su terraza particular volcada al mar, lo que les asegura una privacidad increíble. Al final del pasillo, en el ala central oeste del segundo piso se encuentra la suite de la pareja, espacio para despertar cada sentido, un verdadero oasis moderno: sala de hidromasaje, tina-jacuzzi, un amplio dormitorio con vista al mar... ¡Qué más se le puede pedir a la vida! Pasarela de diseño Estar en la casa es como estar en una pasarela del diseño donde uno ve desfilar sobre el comedor diario una pantalla plateada Miss K, diseñada nada más y nada menos que por Philip Stark. En el living, a modo de remate en la doble altura, se puede observar una luminaria de Caireles, que genera suaves brillos y se complementa con varias esferas luminosas Global Basic, del diseñador Jasper Morrison. En el sector de la minimalista estufa de leña se ubicó una lámpara Spun, de Sebastián Rwong, junto a la silla Lazy, de Patricia Urquiola, otra lámpara con un diseño extravagante semejante a la que utilizan los fotógrafos. Y para finalizar, un Ottoman de Rayas, diseñado por Antonio Citterio, le hace gala al resto de los objetos seleccionados. La iluminación desempeña un papel importante en todos los espacios concebidos por Marcelo Daglio. La casa tiene un sistema inteligente de iluminación que genera distintas escenas. Los espacios principales, living, el patio, zonas exteriores y piscina, están todos conjugados para buscar ambientes particulares de acuerdo con el momento. La casa se vive plenamente de día y al caer la noche se percibe otro lenguaje. La luz toma protagonismo en cada rincón, ya que la piel de vidrio permite disfrutar desde el patio central hasta la fachada. La empatía entre el arquitecto y los propietarios exigentes y amantes del lujo sofisticado fue la fórmula perfecta para crear la casa de verano Le rêve, un sueño hecho realidad en un ciudad que, como Punta del Este, incita al glamour y al derroche.

IDENTIFICADOR    894
COMPARTIR MI SELECCION